La hora en Ereván: 11:07,   19 de mayo de 2024

Javier Colomina: Principios subyacentes al proceso de paz entre Armenia y Azerbaiyán no deben cambiarse en esta etapa

Javier Colomina: Principios subyacentes al proceso de paz entre Armenia y Azerbaiyán no deben 
cambiarse en esta etapa

BRUSELAS, 30 DE ENERO, ARMENPRESS. El representante especial del secretario general de la OTAN en el Cáucaso Sur y Asia Central, Javier Colomina, manifestó que la OTAN apoya el proceso de normalización de relaciones entre Armenia y Azerbaiyán e insiste en que los principios acordados entre las partes no deben ser modificados en esta etapa.

Colomina señaló que consideran trascendental el respeto del principio fundamental de integridad territorial y soberanía de los países como base del proceso de normalización de las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán.

El representante de la OTAN en el Cáucaso Sur se refirió al papel de Turquía en el proceso de normalización de las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán, las perspectivas de cooperación entre Armenia y la OTAN y otros temas.

- Recientemente estuvo en Armenia y participó en varias reuniones. ¿Cuáles son los principales temas discutidos, qué conclusiones ha sacado y cuáles son sus expectativas para el futuro?

- Sí, estuve recientemente en Armenia, me reuní con el primer ministro Nikol Pashinyan, el secretario del Consejo de Seguridad Armen Grigoryan, el viceministro de Asuntos Exteriores Vahan Kostanyan, el ministro de Defensa Suren Papikyan. También tuve la oportunidad de reunirme con estudiantes y jóvenes diplomáticos y brindé una conferencia. En general, fue una visita muy significativa. Estamos muy satisfechos con las relaciones bilaterales con Armenia. A su vez, estamos entusiasmados con las decisiones que Armenia ha tomado en política exterior y defensa, el cambio que ha decidido implementar. Sé que es una decisión difícil de implementar y que probablemente llevará mucho tiempo implementarla, pero ciertamente alentamos a nuestros socios a que se acerquen a nosotros, y eso es lo que Armenia está haciendo. También hablamos extensamente sobre la situación en la región y las negociaciones de paz entre Armenia y Azerbaiyán. Nuestra política es muy simple. Apoyamos la normalización de las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán. No tomamos partido entre nuestros socios a menos que haya una violación de los principios y elementos centrales de la Carta de las Naciones Unidas, a la que nos afianzamos. El mensaje es muy claro. Nos gustaría que las conversaciones de paz se reanudaran lo antes posible. Sabemos que existen diferentes formatos de negociación: el formato bilateral, el de Estados Unidos y la Unión Europea.

Lo más importante para nosotros es el resultado final. Una paz estable, será importante para la estabilidad del Cáucaso.

- Cuando hablamos de una paz estable y duradera, debemos saber que es uno de los objetivos importantes para Armenia. Pero, ¿qué novedades se esperan del proceso de normalización de relaciones entre Armenia y Azerbaiyán, especialmente en el contexto de declaraciones agresivas y destructivas de Azerbaiyán con reclamos territoriales hacia Armenia?

- Escuché mucha preocupación por parte de sus autoridades, especialmente con respecto a las declaraciones del presidente Aliyev. Para nosotros, la normalización de las relaciones que conduzcan a una paz duradera es hoy un elemento fundamental, y lucharemos por ello, apoyaremos el camino que conduzca a la firma de algo similar entre los dos países. Apoyamos a Estados Unidos y a la Unión Europea. Estuve allí (ed. en Armenia) con Toivo Klaar, el representante especial de la Unión Europea, por lo que tuve la oportunidad de hablar con él durante mucho tiempo. Apoyamos el formato bilateral de negociaciones, ya que al final, corresponde a las dos naciones decidir cómo avanzarán, por lo que apoyaremos todo lo que conduzca a la paz. Creemos que los principios que se han puesto en la base del proceso -el respeto a la soberanía y la integridad territorial- son fundamentales. Es uno de los principios que es muy importante para nosotros. Por supuesto, creemos que, junto con esos principios, la demarcación de fronteras, la interdependencia, los principios que son la base del proceso, deben ser parte, a menos que las dos partes decidan cambiar esos principios por otros. Pero los principios acordados no deberían cambiarse en esta etapa. Escuché muchas preocupaciones. No creo que las declaraciones ayuden a que el proceso avance. Seguiremos enviando el mismo mensaje a nuestros socios: deberían reanudar las negociaciones lo antes posible. De hecho, quisiera agregar que mi visita debía ser regional. Ya habíamos trabajado con las dos capitales para hacerlo regional, pero a principios de enero Azerbaiyán decidió posponer la visita debido a las elecciones presidenciales, por lo que no pude transmitir los mensajes que tenía pensado. Uno de esos mensajes fue muy claro: esperamos que reanuden las conversaciones de paz lo antes posible.

- ¿Y qué pasa con Turquía? Como sabe, Armenia también está intentando regular las relaciones con Turquía. ¿Cuál es, en su opinión, la posición de Turquía respecto a la regulación de las relaciones con Armenia? ¿Irá Turquía a un acuerdo real de relaciones o las negociaciones volverán a ser formales?

- Turquía es un aliado muy importante para nosotros. Como saben, es el único aliado que tiene fronteras en la región y, por tanto, es un actor clave. Hemos mantenido una conversación honesta con Turquía sobre todos los temas y también hablamos de intersecciones. Turquía sabe que apoyamos la normalización de las relaciones entre Armenia y Turquía. Creo que Turquía está dispuesta a avanzar en este asunto. No lo sé, tal vez primero estén esperando algún progreso en las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán. Probablemente esa sea una de las consideraciones, pero creo que están realmente interesados ​​en impulsar el tema. Como saben, realmente no puedo entrar en la política exterior ni en la política interna de nuestros aliados, pero creo que será un avance muy positivo cuando eso suceda.

- Se refirió a la importancia de la soberanía e integridad territorial. Turquía, miembro de la OTAN, apoyó abiertamente la guerra a gran escala en el Cáucaso Sur, desatada por Azerbaiyán. La respuesta de la estructura no fue tan estricta y vinculante. Teniendo en cuenta que Turquía apoya claramente a Azerbaiyán, ¿cree que es posible que intervenga directamente en caso de una nueva agresión de Azerbaiyán contra Armenia y, en ese caso, cuál será la reacción de la OTAN, considerando que esta vez no se trata de "territorio en disputa"? No puede haber justificación, porque estamos hablando de un país reconocido internacionalmente.

- Es muy difícil impedir las conversaciones y realmente no puedo intervenir en las decisiones de política exterior de mis aliados. Lo que puedo decirles es que estamos muy apegados a esos dos principios: soberanía e integridad territorial. Siempre hemos tenido claro que para nosotros son muy importantes. Hace tres años la situación era diferente. Como usted mencionó, hubo un conflicto en términos de cómo ve ese enclave en particular. Y aunque hubo reconocimiento de la integridad territorial y la soberanía de Azerbaiyán, tuvo lugar una contradicción. Creo que ahora nos enfrentamos a una situación diferente y supongo que la reacción será diferente.

- ¿Qué medidas está dispuesta a tomar la OTAN para apoyar los esfuerzos internacionales encaminados a establecer la paz y la estabilidad en el Cáucaso Sur?

- Nuestra política es muy simple y, honestamente, limita mucho lo que podemos hacer. Se basa en el hecho de que no tomamos partido en absoluto entre socios. No sólo entre Armenia y Azerbaiyán, sino en general hemos decidido implementar esta política, si no hay violaciones de la Carta de las Naciones Unidas, así como de los principios estipulados en el Tratado de Washington. Por lo tanto, en esta etapa cuento con todo el apoyo del secretario general en torno a que debemos trabajar, apoyar y tener más presencia. Desde que asumí este cargo (ed: septiembre de 2021) he visitado la región siete veces, probablemente más que en los diez años anteriores. Entonces creo que en el contexto del Cáucaso tenemos más presencia política en los tres países: Georgia, Armenia y Azerbaiyán, pero específicamente en el contexto de Armenia y Azerbaiyán. Siempre hemos sido muy claros sobre lo que esperamos de nuestros socios: una solución de relaciones basada en principios acordados, algunos de ellos, como la soberanía y la integridad territorial, consagrados en el Tratado de Washington y la Carta de las Naciones Unidas. Seguiremos defendiendo la misma línea y  contribuyendo a la normalización de las relaciones.

- Mencionó que está muy satisfecho con sus relaciones con Armenia. ¿Hay planes para ampliarlos? Si es así, ¿en qué direcciones?

- Sí, estamos muy satisfechos. En los últimos años Armenia ha decidido activar política y prácticamente la cooperación con la OTAN en términos generales, siempre estamos dispuestos a avanzar al ritmo que nuestros socios quieran. Por eso alentamos todo lo que venga de Ereván. Por ejemplo, ha decidido aumentar en más de 50 el número de sus soldados en la fuerza de mantenimiento de la paz de la OTAN (KFOR) en Kosovo, lo que es claramente una señal de implicación y compromiso políticos. Actualmente estamos trabajando en un nuevo Programa de Asociación Individualmente Adaptado (ITPP) con objetivos bastante ambiciosos. Estamos trabajando en oportunidades de capacitación. Hace dos años, principalmente después de la guerra, la cooperación estaba en cierto modo congelada, y este cambio es muy significativo. Ahora lo que tenemos por delante es el establecimiento de un programa de asociación personalizado. Tengo grandes esperanzas de que esto suceda en las próximas semanas. Pero después de las conversaciones que tuve en Ereván, mi impresión es que los armenios están dispuestos a continuar por ese camino y aumentar la cooperación, y ayudaremos a Armenia a hacerlo.

- La OTAN planea realizar los mayores ejercicios militares desde la Guerra Fría. Por supuesto, podemos suponer para quién es exactamente, pero de todos modos quisiera preguntar, ¿qué mensaje es este?

- La OTAN ha sido muy clara desde la guerra de febrero de 2022 (ed. guerra ruso-ucraniana). Aumentamos nuestra capacidad de defensa y contención. El mensaje fue muy claro. Apoyaremos a Ucrania en la medida de lo posible y, al mismo tiempo, no permitiremos ninguna violación de nuestro territorio. Para ello hemos adoptado muchas decisiones, desde la cumbre de Madrid hasta la cumbre de Vilna. La decisión de realizar estos grandes ejercicios (ed: estamos hablando de los ejercicios Steadfast Defender, que se realizarán en febrero y en los que participarán unos 90.000 efectivos) tiene mucho que ver con nuestra capacidad de disuasión, y el mensaje es claro. . Queremos contener, específicamente, a Rusia, a quien consideramos una amenaza. Cometieron un error estratégico al invadir Ucrania. Y deberían entender que la OTAN estará dispuesta a defender cada centímetro de su territorio.

- ¿Cuál es el papel de Turquía en este mensaje? Porque Turquía también está tratando de ser de alguna manera un mediador o facilitador entre Rusia y Turquía, como el único país miembro de la OTAN que puede hablar con ambas partes.

- Turquía tiene una posición regional y geográfica muy específica, por lo que su política exterior, de la que realmente no puedo hablar, es probablemente más complicada que la de otros aliados, pero está absolutamente comprometido con nuestros esfuerzos de defensa y disuasión. Están plenamente comprometidos con nuestra evaluación de cuáles son nuestras dos amenazas. Estamos hablando de Rusia y el terrorismo. Están tan comprometidos con nuestros esfuerzos como cualquier otro aliado. Serán parte de ese gran ejercicio, como lo han sido en todos los grandes ejercicios que hemos tenido en el pasado.








youtube

AIM banner Website Ad Banner.jpg (235 KB)

Todas las noticias    

Tomorrow  Mañana

Digital-Card---250x295.jpg (26 KB)

12.png (9 KB)

Acerca de

Dirección:Armenia, 0002, Ereván, 22 Saryan St., Armenpress
Teléfono:+374 11 539818
Correo electrónico:contact@armenpress.am