La hora en Ereván: 11:07,   17 de Abril de 2024

“Hubo una pérdida significativa de patrimonio en Artsaj”, dijo el director del Instituto de Arqueología y Etnografía

“Hubo una pérdida significativa de patrimonio en Artsaj”, dijo el director del Instituto de 
Arqueología y Etnografía

EREVÁN, 15 DE JULIO, ARMENPRESS. El 7 de junio la Academia Nacional de Ciencias de Armenia designó a Arsen Bobojián como director del Instituto de Arqueología y Etnografía, donde se desempeña desde 1998. Arqueólogo de profesión y autor de cientos de artículos académicos y nueve libros, en una entrevista con “Armenpress” Bobojián habló sobre los planes futuros de la entidad y compartió sus preocupaciones relacionadas con esta área.

- En primer lugar, felicitaciones señor Bobojián, le deseo una fructífera actividad laboral. Cuéntenos, por favor, ¿cómo eligió la arqueología y entendió que debía continuar en esa dirección?

- Antes de ingresar en la Facultad de Historia, ya me interesaba la arqueología. En nuestra profesión hay que tener una predisposición. Para continuar en este campo, el conocimiento por sí solo no basta, tienes que estar enamorado del trabajo. Creo que esta propensión me llevó a la arqueología. He estado y sigo enamorado de nuestra tierra y nuestros monumentos. Desafortunadamente, el número de idealistas ha disminuido hoy día, nos hemos vuelto muy realistas, nos esforzamos constantemente por cosas prácticas. Eso no nos ayuda a desarrollarnos.

- ¿Ha excavado algún monumento?

- Tuve la suerte de participar en excavaciones tanto en Armenia como fuera del país, por primera vez durante mis años de estudiante. En la fortaleza de Lori, Horom, Tsaghkasar. Ahora estoy participando en dos programas. Uno está dedicado al estudio de los petroglifos del "Dragón" en la parte alta montañosa de las faldas del sur de Aragáts, en Tirinkatar. Además, en las costas orientales de Seván, en la zona de Sotk a Artanish, estamos estudiando los monumentos antiguos de la región. Mientras cursaba en Alemania, tuve la suerte de participar en excavaciones en los Emiratos Árabes Unidos, en Al Buhais; en Troya, Turquía y en Udabno, Georgia.

- ¿Cuáles serán sus próximos pasos en el campo de la arqueología y la etnografía? ¿Qué perspectivas tiene?

- Estoy en una muy buena posición en el sentido de que el director que me antecedió, Pavel Avetisián, hizo un gran trabajo en el campo del desarrollo de nuestra ciencia. En general, nuestro instituto ha tenido siempre buenos directores. Mi primer objetivo es mantener los logros, porque estamos viviendo tiempos muy difíciles. Muchas cosas en el mundo están cambiando, están siendo redefinidas. Hay muy pocos tiempos estables y pacíficos en nuestra historia, estamos constantemente pensando en cómo preservar lo que tenemos. Decir que haré bajar cosas del cielo sería un error. Solo debemos tratar de preservar los logros, adaptándonos lo más posible a los requisitos de la ciencia moderna y de nuestro Estado, sin enfadarnos por los pequeños problemas, pero también sin olvidarnos de preservar la identidad. Siempre se debe mantener el equilibrio.

- La temporada de excavación ya ha comenzado. ¿Cuántos monumentos se están excavando este año, cuáles son las expectativas? ¿En qué monumentos tiene grandes expectativas?

- Se realizan excavaciones en monumentos de todas las épocas, desde la edad de piedra hasta la edad media. En este momento, se están realizando varias excavaciones en monumentos de la edad de piedra en Aghitú, de la edad de bronce y hierro en Karnut y Solak, de la antigüedad en Artashat y medievales en Tavush y Aruch. Las excavaciones se volverán más activas en la segunda quincena de julio y especialmente en agosto en Dvin, Dashtadem, Artanish y otros lugares. Este año trabajarán más de veinte expediciones, la mayoría internacionales. Todos los monumentos son importantes y pueden producir resultados inesperados.

- ¿Cuáles considera que son los hallazgos más valiosos del último año? ¿Cuál es su destino?

- La arqueología del siglo XXI no se orienta por los hallazgos, sino por el proceso de excavación. Por lo tanto, las excavaciones que se realizan metódicamente de manera correcta son valiosas. Hay excavaciones en las que no hay hallazgos destacados, pero se realizan con tanto detalle y cuidado que pueden considerarse de gran eficacia. Agradezco todas las excavaciones realizadas por el instituto, hay algunas que son sensacionales, como la tumba que se abrió accidentalmente el año pasado en el pueblo de Shahumián, perteneciente a la cultura kur-araxesiana de la edad del bronce antiguo, data de los años 2600-2800 antes de Cristo. Y el material, incluidos cientos de objetos metálicos y corazas, es excepcional en su importancia no solo en el contexto regional.

- ¿Los hallazgos encontrados en las excavaciones tienen plenas condiciones de conservación? ¿Qué problemas hay en este aspecto?

- Nuestro instituto realiza una gran cantidad de excavaciones, pero el espacio disponible no es suficiente para asegurar el procesamiento y conservación de estos materiales. Ahora estamos tratando de entregar los hallazgos de antiguas excavaciones a los museos para liberar espacio en el Instituto. Pero el espacio es insuficiente. El proceso de procesamiento del material arqueológico es largo y los arqueólogos, incluyéndome a mí, no logramos hacerlo todo rápidamente. Pasan los años y no podemos completar los temas pendientes. Si hubiera espacio y capacidad disponibles, ese proceso sería más rápido. Nos prometieron que en el edificio de la biblioteca de la República de Armenia van a concedernos uno o dos pisos para que al menos se puedan trasladar allí los laboratorios del instituto. Esperamos con ansias ese día.

- ¿Con qué recursos están realizando excavaciones este año? ¿Con qué expediciones extranjeras se trabajará?

- El Estado nos proporciona la financiación adecuada. Una parte importante del presupuesto del instituto se destina a la organización del trabajo de campo. Sin embargo, también tenemos una serie de programas extrapresupuestarios que proporciona el Comité de Ciencias. Algunas inversiones también son realizadas por expediciones extranjeras. En particular, tenemos expediciones armenio-estadounidenses, armenio-francesas, armenio-italianas, armenio-israelíes, armenio-alemanas y otras.

 

- ¿Qué aporta el trabajo conjunto a nuestros arqueólogos?

- Intercambiamos experiencias y conocimientos. Aprendemos de ellos los últimos métodos y medios tecnológicos, y con su ayuda, se llevan a cabo investigaciones de laboratorio por valor de decenas de miles de dólares en el extranjero. A la vez, ellos aprenden de nosotros los detalles de nuestra arqueología; trabajar con materiales, fechar, sentir el suelo.

- Después de los dolorosos acontecimientos recientes, tenemos sitios antiguos en Artsaj que quedaron bajo el control de Azerbaiyán. ¿Cuántos sitios de este tipo hay? ¿Qué será de ellos? ¿Qué debe hacer el instituto a este respecto?

- Hay muchos sitios antiguos perdidos. Tenemos un grupo de Artsaj en el instituto que, en cooperación con arqueólogos estadounidenses, ha creado un sitio web sobre el seguimiento de los monumentos de Nagorno-Karabaj. La presentación del sitio tendrá lugar próximamente en la Academia Nacional de Ciencias. Allí también se presentarán datos cuantitativos. En Artsaj, las principales excavaciones se realizaron en Tigranakert, también se realizaron trabajos arqueológicos en otros lugares, por ejemplo, en Azoj y Mirik. Recientemente se han publicado varios libros dedicados a diversos temas de la cultura antigua y medieval de Artsaj y el instituto los está preparando.

- ¿Cuál fue el destino de los hallazgos de monumentos de Artsaj que se salvaron? ¿Se puede organizar una exposición temporal?

- El material de Tigranakert se trajo principalmente a Armenia. Quedan muchos materiales del Museo de Shushí. Sin embargo, algunos materiales lograron ser evacuados y expuestos, en particular algunos de los valores salvados de Shushí se exhibieron en el Museo Erebuní. Naturalmente, hubo una pérdida significativa de valores culturales. Sin embargo, todo esto no es nuevo para nuestra historia. Somos como un caparazón que constantemente se rompe y se reconstruye.

Entrevista: Ani Danielián

Fotos: Haik Badalián








youtube

AIM banner Website Ad Banner.jpg (235 KB)

Todas las noticias    

Tomorrow  Mañana

Digital-Card---250x295.jpg (26 KB)

12.png (9 KB)

Acerca de

Dirección:Armenia, 0002, Ereván, 22 Saryan St., Armenpress
Teléfono:+374 11 539818
Correo electrónico:[email protected]